Gaudí, una aproximación a la masonería

7,69 14,42 

Joan Palmarola Nogué

Descripción

PRÓLOGO del autor Joan Palmarola Nogué

2001 es el año en que entré en relación con Eduardo Rojo Albarrán, ex sacerdote y pedagogo, investigador durante varias décadas sobre el arquitecto Antoni Gaudí i Cornet e iniciador y divulgador de sus investigaciones e interpretaciones sobre el personaje “Gaudí” a través de publicaciones, conferencias y personalmente a través de la trasmisión oral y directa, que para el mundo de los iniciados masones forma parte de su labor.

El motivo fundamental de mi acercamiento al gaudinismo, fue la posibilidad de que nuestro arquitecto estuviera Iniciado en la Masonería; sus construcciones resultan de mi interés y sobre todo el Park Güell. Pero a medida que he ido estudiando las biografías sobre Gaudí, he obtenido fotografías diferentes del arquitecto.

Uno de los amigos del arquitecto, el filósofo Francesc Pujols i Morgades (1882-1962), en el mismo año de la muerte de Gaudí (1926) publica La visión artística y religiosa de Gaudí, y en las cuatro primeras líneas lo califica de “Gran Arquitecto del Universo”; alusión un tanto exagerada pero emotiva hacia el fallecido ya que se edita en el mismo año 1926, siendo ésta una forma de honrarle dentro de un ambiente de hermanos, y remarcándolo, de masones.

Otros autores apoyan la idea de la condición de Iniciado de Gaudí; entre otros, Joan Llarch, con su obra paradigmática Gaudí: biografía mágica, pero lamentablemente sólo suele citarse la obra de Llarch por haber aportado la posibilidad de que Gaudí consumiera la seta alucinógena Amanita muscaria. Llarch apoya al Gaudí “Templario”.

Josep María Carandell con su obra para “turistas”: Park Güell: Utopía de Gaudí, apoya la condición de Gaudí como masón e incluso llega a definir el nombre de la que según él era la Logia en la que trabajarían Güell, Gaudí, Jujol y lógicamente otros; su nombre: “Labor”; y como obra póstuma, para conocer al arquitecto de Riudoms es su Gaudí herètic.

Manuel Gómez Anuarbe escribe Masonería y Santidad. Los Caprichos de Gaudí en los Jardines de Comillas; hace una presentación inesperada y aporta frescor a las investigaciones existentes sobre el arquitecto y el Arte Real desde una geografía bien alejada de las habituales construcciones del biografiado. Su apuesta es hacia el Gaudí masón.

Otros, en un sentido radicalmente diferente en el estilo del jesuita José Antonio Ferrer Benimeli, que se limitan a decir que no se sabe sobre la condición de pertenencia a los Hijos de la Viuda; se argumenta de que al no existir ningún documento que lo acredite, no se puede decir que alguien sea masón, olvidándose que el mundo Iniciático no se basa en amplios censos administrativos, sino que precisamente ha procurado la discreción a través del silencio, también para salvar la vida ante los poderes que se han cernido sobre Europa a lo largo de los siglos, y especialmente desde la Edad Media y podríamos decir que casi llegando hasta hoy mismo. La condición de masón la dan los Iniciados en la Fraternidad; que alguien, historiador o no, especialista en la Fraternidad o no, niegue la condición de Iniciado de alguien aceptado como tal por la Orden, no afecta a la posición de la comunidad masónica, respecto de sus ideas de quién es o no es masón.

Mi impresión personal es de que el arquitecto era iniciado seguramente en la Masonería y puede que en alguna otra organización. En el mismo Reus hay una tradición oral de su pertenencia a la Masonería, pero eso sí, falta una certificación Notarial… que demandan algunos historiadores e incluso historiadores iniciados en la Masonería… En todo caso, su pensamiento y accionar se hallaba en el mundo de la Cabaláh, versiones hebrea o cristiana.

Y que de la figura del Gaudí místico y de conducta propia de un “santo”, puede que nada más lejos de la realidad; el Gaudí que tratamos era un hombre de su tiempo, con sus luces y sombras, empezando porque se duda de la población de su nacimiento; le otorgan la Licenciatura de Arquitecto, y el presidente (Elías Rogent) dice no saber si la da a un loco o a un sabio, aunque supongo que el Catedrático no se daría cuenta de que existe un refrán popular que dice que “la duda ofende” ¿o era necesario que públicamente enviara el mensaje al interesado y a los presentes sobre la persona del nuevo licenciado?

Su primer biógrafo (Ràfols) lo trata en olor de santidad, pero resulta que en las tertulias de cafés (de calle Pelayo y otras) Gaudí era de los más anticlericales contertulios y en ocasiones viendo que alguien entrase o saliese de una Iglesia, le gritaba diciéndole: “¡Llanut!” (equivale a lanudo o ¡borrego!) Y seguía: “¡Deu et castigará!” (“¡Dios te castigará!”); construye la última “catedral” y el edificio más alto y de mayor volumen que tendrá la Iglesia católica en el Planeta Tierra, y en la casa Calvet pone un picador que al ser utilizado por el que llama a la casa, sus golpes son dirigidos contra un chinche; el tema no tendría mayor interés, si no fuera porque el picador representa la cruz de Cristo. Un objeto de alto cariz cultual utilizado para una labor bien poco espiritual…

Otro, es que construiría el Cimborrio de Jesús de 170 m. de altura, en el Templo de la Sagrada Familia. Lo proyectó de esta altura “para no sobrepasar así la de la montaña de Montjuich, ya que según él, Dios es la naturaleza y ninguna altura debe sobrepasarla” (¿Sabías que… P. 109)

Otra cuestión que considero importante es que cuando fallece, Ràfols dedica aquel verano a estudiar sus archivos y crea sobre 600 fichas que se hallan en la Cátedra Gaudí, pero que en su biografía no cita la que entiendo serían gran cantidad de libros que debía poseer el arquitecto en su casa del Park; y existe la leyenda de que inmediatamente a su muerte, todas sus pertenencias son destruidas; otra propuesta, es que fueron enviadas a la cripta de la Sagrada Familia y allí en 1936 “las hordas anarquistas” lo queman todo. Pero yo me pregunto, ¿por qué Ràfols no llegó a efectuar un inventario de las publicaciones de Gaudí? Con ello tendríamos cubiertas las grandes pistas de sus preocupaciones y en parte de su pensamiento; pero tampoco se le ocurrió a ninguno de sus ayudantes y colaboradores ni a los miembros de la Junta Constructora ni a la Asociación Josefina. Absolutamente a nadie se le ocurrió; realmente, dada la personalidad del Maestro, resulta increíble que nadie inventariase publicaciones y proyectos que se hallaban en su casa del Park; cuando menos, en las condiciones conocidas de “Ab intestato”.

Bassegoda Nonell: el 20 de julio de 1936, “Incendio de la cripta por los anarcosindicalistas y destrucción total del archivo de Gaudí” (Gaudí o Espacio, luz y equilibrio. Bassegoda Nonell. P. 301); me atrevería a decir que seguramente más que “archivo”, el material que la Junta de la Sagrada Familia haría retirar de la casa del Park, estaría en un ángulo de la cripta, “almacenado”.

Otra pregunta sería: si en la cripta se oficiaba la Santa Misa, ¿allí estaría almacenado un “archivo”?

Gaudí y su primer biógrafo ya no pueden ser consultados; ahora debe actuar la historiografía toda vez que los que han expuesto de forma lineal la figura de Gaudí, ya han realizado sus aportaciones, incluso un cierto número lo han hecho desde la heterodoxia; pero ahora es oportuno que se trabaje de la mano de Iniciados, los únicos que pueden releer en los Sillares y en los mensajes que se han e irán incrementando, en aras de conseguir clarificar la realidad de una de las personas más atacadas en las últimas décadas de su vida; figura, que hoy el turismo internacional y la Iglesia católica lo necesitan tal como su primer biógrafo (Ràfols) lo presentó, pero que los Iniciados en general y Alquimistas, Cabalistas, Cátaros, Masones, Ocultistas, Rosacruces, Templarios, Teósofos y otros Iniciados en general, deben plantear una búsqueda de aquel personaje hacia la Verdad y entonces, la historiografía debe jugar su papel.

En cuanto a la santidad del hermano Gaudí, yo creo que se puede aceptar perfectamente, toda vez que si la Iglesia católica lo quiere elevar a sus altares y necesita de un mínimo de un milagro, éste ya se ha producido por el cambio de actitud de la misma Iglesia hacia una Orden tan vilipendiada y perseguida.

La realidad sobre su vida es que era sumamente compleja y todas aquellas realidades colocadas en una coctelera, dan un producto inimaginable.

En cuanto al Park ha devenido en uno de los exponentes de sus obras y uno de los símbolos de la ciudad de Barcelona. Mi interés por Gaudí se ha ido materializando en varias visitas al Park acompañando a Iniciados y a unos pocos profanos y breves conferencias de grupo y visitas al actual entorno del tema Gaudí. Mi interés por todo este asunto continúa bien despierto aun puesto en funcionamiento el presente Volumen que pretende lanzar luces intermitentes en algunas direcciones que para mí son sugerentes; intermitencias para dar pistas y pautas de una realidad del biografiado, de una vida compleja situada dentro de un período harto complejo también, para acercarnos a una biografía y no a una hagiografía, huyendo del papel de una claca asalariada, que no se correspondería con la Verdad…


 

ÍNDICE

PRÓLOGO,  11

I. GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO, 17

Gran Arquitecto del Universo, 17 – Día del nacimiento, 19 – Origen del apellido Gaudí, 20 – La persona, 22 – Aficiones y asociaciones, 25 – Estudios, 27 – Lecturas, 29 – Adulto, 33 – Pepeta Moreu, 34 – El Último Gaudí, 35 – Calificativos, 37 – El dandi y el asceta, 39 – Enfermedades, 40 – Patrimonio y herencia, 41 – Tertulias de café, 41 – Excursiones científicas, 45 – Homenaje al Rector de Vallfogona, 46 – Modernismos en Europa, 47 – Josep Torras i Bages: La Vida, 48 – Papa Pio XI. Estado de la Ciudad del Vaticano, 53.

II. SIMBOLISMO, 55

Simbolismo, 55 – Trabajos del estudiante Gaudí, 55 – Trabajos del Licenciado Gaudí, 56 – Casa Batlló, 57 – Casa Botines, 60 – Casa Calvet, 61 – Casa Milá, “La Pedrera”, 61 – Casa Vicens, 65 – Catedral de Palma de Mallorca, 66 – Capilla de la Asunción, 68 – Colegio de las Teresianas, 70 – Cripta de la Iglesia de la Colonia Güell, 71 – Palacio Episcopal de Astorga, 74 – Palacio Güell, 76.

(Fotografías, 79 – 88)

Park Güell, 93 – Templo expiatorio de la Sagrada Familia, 96 – Escuelas del Templo de la Sagrada Familia, 98 – Gaudí desiste de nuevos encargos, 99 – Templo de la Nueva Serie, 99 – La palanca Güell, 100 – La Obrera Mataronense, 101 – Vitrina para la Guantería Comella, 104.

III. SUS AMIGOS, 107

Eusebio Güell i Bacigalupi, 107 – Miquel D’Esplugues, su primer biógrafo, 110 – Algunos amigos de Gaudí, 111 – Sus arquitectos, 119 – Berenguer, Jujol y Puig Boada, 120 – Sus modelistas, 121.

IV. COLUMNA QUEBRADA, 123

Día 7: El accidente, 123 – Día 8, 127 – Día 9, 128 – Día 10: Fallecimiento, 128 – Día 11: Capilla ardiente, 133 – Día 12: Cortejo fúnebre y entierro, 137.

V. MASONERÍA, 143

Masonería / Francmasonería/Labor, 145 – Focalización en la Logia Labor, 149.

VI. VIGILIA DEL INCIENSO

Pro Beatificación de Antoni Gaudí i Cornet, 151

VII. TURISMO INTERNACIONAL, 157

BIBLIOGRAFÍA, 159

 

Gaudí, una aproximación a la masonería

Autor Joan Palmarola Nogué
Portada Ver portada
Editorial CSED
Año 2012
Idioma Español
Encuadernación Rústica; 12 x 18 cm.
Nº de páginas 166
ISBN 9788492814459

Joan Palmarola Nogué

Joan Palmarola Nogué

Joan Palmarola Nogué

Libros publicados:

Artista-pintor. Pinzellades. Ediciones Idea, 2010.  Dep. Legal 34353-94. 182 págs.

Masonería de perfección (Grados 4º al 14º) Guía práctica para masones en activo. Ediciones Idea. ISBN 978-84-9941-412-6. Dep. Legal TF-2002-2010. 302 págs. 

Y entre diferentes textos, seleccionamos algunos artículos de la Revista Internacional de Masonería, “Hiram Abif” (publicación digital editada en Mar del Plata. Argentina, por el H.·. Ricardo E. Polo):

2005: mayo. N.º 63 (pp. 9-10), Censo de la Masonería en la España del 2005.

2005: septiembre. N.º 67 (pp. 38-39).

2006: octubre. N.º 80 (pp. 8-12), El Nombre Simbólico. Un tema de controversia.

2007: enero. N.º 83 (pp. 38-39), El Triángulo, marca potencial de crecimiento de una Obediencia.

2009: mayo. N.º 110. Simbolismo de la Batería del Primer Grado y la Aclamación.

2009: junio. N.º 111 (pp. 33-34), Semana Trágica. 1909 [Barcelona].

2010: febrero. N.º 116 (pp. 32-36), Nuevas precisiones sobre lo ocurrido en 1523: la Asamblea de masones de París.

2010: septiembre. N.º 122 (pp. 20-22), Calidad y cualidad de las Logias Azules.

2010: noviembre. N.º 125 (pp. 12-13), Identificado el “Libro de Horas” de Gaudí.

2011: julio. N.º 132 (pp. 36-37), Ivan Herrera Mitchel, en diálogo con Joan Palmarola, sobre masonería esotérica.

2011: julio. N.º 133 (pp. 39-40), Libro "1 Reyes 1.

2012: mayo. N.º 142 (pp. 16-18), La Tierra de Israel o el N.º 832.

2012: julio. N.º 144, Sucintos argumentos acerca del verdadero lugar de nacimiento del autor del proyecto de la actual Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona.

Ver todos los libros del autor

Información adicional

Formato

,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.