No me olvides

0,10 14,42 

Descripción

PRÓLOGO

Santiago Cantera Montenegro

 

José María Caro de Aladrén ha heredado de su padre Antonio Caro y Sánchez la vena poética y el gusto por escribir. Como hijo fiel, se encargó de editar sus poesías recogiéndolas en un libro titulado precisamente Poesía, cuya segunda edición apareció en 2021 en la editorial CSED (Catalina Seco Editora), de Madrid y Astorga. También se ha mostrado arraigado en la tradición familiar sacando a la luz las memorias de su abuelo José Manuel Caro Memorias de mi abuelo José Manuel y su contexto histórico y político (José Manuel Caro y su tiempo), en la misma editorial en 2014. Y es que, como él mismo expresa en el prólogo a las poesías de su padre, “los hombres que olvidan su pasado, ni se respetarán ni se valorarán nunca a sí mismos”.

Ahora, a otras obras literarias suyas anteriores como Mis primeras cien poesías y Los cinco cuentos, publicadas ambas igualmente en CSED, José María Caro suma esta colección de poesías escritas a partir del 17 de octubre de 2019 y cuatro relatos en prosa, que ha querido titular No me olvides.

La primera parte es fundamentalmente de tema amoroso en el recuerdo de su querida esposa Emma, fallecida en diciembre de 2011, a la que recuerda con el mayor cariño, entre el recuerdo grato y el dolor del corazón por su ausencia, y a ella se las dedica como “mi dulce dama”, “mi cruel y dulce dama” o “mi dulce Emma”. Expresa un amor doliente por la falta física de esta su dama: con el recuerdo gozoso de ella, pero cruel cuando ve que ya no la tiene junto a sí. Ahí es donde surge la dura experiencia de la soledad, otro de los temas que aparecen en esta colección de poesías. Y, no obstante, en esa soledad es donde solo Dios queda y llena el vacío, y con Él asimismo la Virgen María, a la que dedica varios poemas.

El tema religioso es otra vertiente importante de la lírica de esta obra de José María Caro, sobre todo desde noviembre de 2020 y enero de 2021, y entre estos poemas se acuerda también de un modo cercano, familiar y devoto de los ángeles, singularmente de su ángel custodio, que “me consuela tristezas / el ángel que Dios me ha dado”, y del arcángel San Rafael del que describe una experiencia personal. Es en el ámbito religioso y espiritual donde se incluyen cuatro relatos en prosa de experiencias personales vividas por el autor como favores especialísimos de la Santísima Virgen hacia él, ya desde la infancia, cuando él y su hermano estuvieron muy próximos a la muerte por haber ingerido medicamentos de su padre y Ella los sanó.

La presencia de Emma no desaparece nunca y hasta el final vemos que le dirige poesías. Pero también las dedica a otros miembros de la familia como sus nietas Teresa y Catalina o a varias amistades por las que muestra un notable aprecio. En otras reflexiona sobre cuestiones como el propio arte de la poesía, el deseo o la bondad de corazón y el amor al prójimo.

De una manera que nos pudiera recordar a la humildad del gran Gonzalo de Berceo, el primer poeta conocido en lengua castellana, José María Caro se nos presenta como “el que ni siquiera se estima / que quisiera ser poeta, / pero no he llegado a ese honor / que aún estoy ensayando / a quererlo por amor, / que siempre me sale de dentro / me sale del corazón”. Y del oficio de poeta, nos dice que “la poesía es impulso / es impulso y un placer / de crear una belleza / que estás sintiendo por ÉL”. Ciertamente, la lírica permite sacar afuera y expresar al exterior lo más íntimo de uno mismo, confiriéndole una forma de belleza a través del uso del ritmo y de la rima. Con frecuencia emplea versos octosílabos, aunque no sólo, y la rima es en ocasiones consonante o tiende en otras a hacerla asonante, si bien se maneja con cierta libertad en todo y sin que siempre exista una regularidad estricta. Los lugares de composición han sido Castillo de San Román (ante todo) y, en segundo lugar, Madrid y la Hacienda El Tobazo.

La lectura de estas poesías y de los cuatro relatos en prosa nos permiten, en fin, adentrarnos en el interior del poeta, en sus vivencias más profundas, y poder así conocer más de cerca la tradición de la familia Caro, de la cual él se siente sanamente orgulloso. Animamos a leerlas y saborearlas.

Santiago Cantera Montenegro, O.S.B.

Prior Administrador de la Abadía Santa Cruz del

Valle de los Caídos


ÍNDICE

PRÓLOGO, Santiago Cantera Montenegro, 9

NO ME OLVIDES, José Caro de Aladrén

POEMAS  13

MILAGROS DE LA VIRGEN  61

PRIMER MILAGRO  63

SEGUNDO MILAGRO  73

TERCER MILAGRO  83

CUARTO MILAGRO  107

REFLEXIONES  111

No me olvides

Autor José María Caro de Aladrén
Portada Ver portada
Editorial ELC
Año 2023
Idioma Español
ISBN 9788412772258

José María Caro de Aladrén

José María Caro de Aladrén

Escritor y poeta, historiador…

José María Caro de Aladrén destaca por su amor y afición a las artes en general y más concretamente a la pintura, así como por su pasión por las antigüedades. En este contexto, por su restauración del Castillo de San Román se ha solicitado para él la Orden del Mérito Civil en su grado de Comendador.

Cofundador del Instituto de Empresa y Presidente de diferentes compañías relacionadas con las energías renovables y la construcción.

Perteneció en sus años de colegio a las congregaciones de la Virgen de la Almudena y luego, en el colegio de los Jesuitas, a Los Luises.

Pasado el tiempo, en 1970, ingresó como hermano en la Santa Pontificia y Real Hermandad del Refugio que data de 1615. Más adelante toma el hábito de Caballero Mozárabe de Toledo y, en el año 1992 y en la catedral de Barcelona toma el hábito de Caballero de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, de la que hoy es comendador.

 

Ver todos los libros del autor

Información adicional

Formato

,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.